WEC - 24 Horas de Le Mans

Bernhard, Bamber y Hartley ganan las 24 horas de Le Mans a pesar de estar casi una hora en boxes con el Porsche

Todos los LMP1 sufrieron importantes averías, algunas con horas de reparación y otras insalvables • El Porsche número 2 paso 55 minutos en boxes, pero remontó gracias a los problemas del resto también

Últimamente debe de haber algún escritor de suspense redactando los guiones de las 24 Horas de Le Mans. Si el pasado año veíamos como Toyota perdía la carrera sobre la línea de meta de la última vuelta, este año la mecánica ha sido la que nos ha ofrecido una carrera de locos cuando uno tras otro los LMP1 oficiales y también el único no oficial, iban cayendo. Unos podrían volver, otros no.

Porsche ganó, pero no con el coche que parecía que lo iba a hacer, sino con el que estaba 55 minutos retrasado, porque parecía que el 919 híbrido, faltando menos de 4 horas, era claro favorito después de que los tres Toyotas estuvieran fuera de pista, y sus perseguidores eran los mejores LMP2, rodando muchas vueltas atrás, una ventaja como de 60 minutos que te permitía un gran relajamiento en el ritmo en las últimas y más complicadas horas de las 24 de Le Mans.

Jani, Lotterer y Tandy con el Porsche número 8 había tomado el liderato una vez caída la noche cuando los dos Toyotas líderes tenían problemas. El número 8 de Buemi, Davidson y Nakajima entraba en boxes con un problema de frenos en el Kers y seguidamente el número 7, el Toyota de la pole, se paraba en pista sin poder continuar. Quedaba el TS 050 número 9 que rodaba en segunda posición, en el que se depositaban las esperanzas de poder frenar las aspiraciones de Porsche, pero un toque con otro participante de LMP2 produjo daños irreparables y se acababan los Toyota oficiales en pista. Después Buemi, Davidson y Nakajima podrían volver a pista pero muy retrasados.

salida 24h lemans 2017

Pero el líder se paraba, tenía problemas en pista y trató de rodar a velocidad de ralentí para alcanzar los boxes. Tenía margen para efectuar una reparación, era el único no afectado por algún problema grande, pero parecía que era su turno. No hubo suerte, el coche de Jani, Lotterer y Tandy, el Porsche número 1, no alcanzaba la meta y las 24 Horas de Le Mans de 2017 quedaban encabezadas por los equipos de segunda división, con una ventaja de unas 4 vueltas sobre el Porsche número 2. Faltaban más de 3 horas y haciendo el cálculo a casi una vuelta por hora parecía un ritmo de remontada posible, y máxime cuando comenzaron a apretar. Y así fue, sin más contratiempos el trío Bernhard, Bamber y Hartley entraba en meta vencedor de una carrera loca y abierta. A todo esto Toyota lograba recomponer uno de los coches y volvía a pista, al menos a decir que se había logrado acabar. Era el Toyota TS050 número 8 de Buemi, Davidson y Nakajima que lo hacía en el puesto noveno a 9 vueltas de los vencedores pero segundo y último clasificado de LMP1.

Comparte esta noticia... Print this pageEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on Facebook4Share on Google+1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies