Suzuki Swift Sport, cambio radical

El cambio que se ha producido entre la generación actual y la anterior que se puede hablar de un Swift Sport completamente nuevo… y todos los cambios son para bien

Con pena hemos tenido que dejar nuestra unidad del Suzuki Swift Sport, pues da muchas alegrías y el factor diversión que ofrece está por las nubes. El equipamiento es excelente para su precio y la calidad del interior es buena, pero lo que de verdad sobresale por encima de todo es su motor 1.4 turbo Boosterjet de 140 CV. Éste es el que marca la principal diferencia entre ambas generaciones.

Carrocería vitaminada

Lo primero que destaca exteriormente es el abandono de las líneas rectas por las curvas. En el frontal encontramos una gran rejilla que parece una boca que nos vaya a engullir, con unas formas envolventes en el resto del paragolpes y un pequeño spoiler en la parte inferior de éste.

1-01-exterior-suzuki_swift_sport_2018

La vista lateral nos deja ver una línea de cintura muy alta que da algo de pesadez visual y que, como veremos más adelante, tiene su contrapartida. Por otro lado tiene unos grandes pasos de rueda que dan la sensación de que las ruedas que lleva el Swift sean pequeñas, pero nada más lejos de la realidad, pues las llantas de aleación ligera son de 17″.

Pero la vista más deportiva del Swift Sport la encontramos en su parte trasera. Su anchura va aumentando a medida que descendemos la vista y se nota que es claramente más ancho por detrás que por delante. Tenemos un pequeño alerón en la parte superior del portón que prácticamente pasa desapercibido, pues los grupos ópticos se llevan el protagonismo por sus dimensiones y porque a partir de ellos la carrocería se “infla” a lo ancho y le confiere al Swift un aspecto de coche “gordo”.

1-09-exterior-suzuki_swift_sport_2018

La parte inferior va rematada por la doble salida de escape enmarcada en una pieza con acabado de imitación de fibra de carbono. Una lástima que estos escapes no emitan un sonido deportivo, lo que sería la guinda del pastel del Swift Sport.

Mejora de calidad

Nada más abrir las puertas delanteras del coche nos reciben dos asientos de diseño deportivo con reposacabezas integrado y con el anagrama “Sport” bajo estos. Los asientos cuentan con pespuntes en color rojo y están tapizados en tela excepto los laterales, que lo están de cuero. A pesar de lo compacto de tamaño que es el Swift, delante no existen problemas de habitabilidad, cosa que sí existe en la parte trasera.

Por un lado la anchura no permite un huso holgado para más de dos ocupantes, además de por el espacio que queda libre para las piernas de los pasajeros de atrás. Pero el principal “problema” en la parte trasera es algo que ya hemos comentado antes: su elevada cintura. Esto conlleva unas ventanillas traseras de pequeñas dimensiones y que la parte inferior de estas vaya dispuesta en un lugar bastante más elevado de lo normal, lo que puede provocar cierta sensación de claustrofobia.

3-04-interior-suzuki_swift_sport_2018

A nivel práctico al interior no hay que ponerle ninguna pega, pues contamos con dos posavasos en las puertas traseras, dos portabotellas en las delanteras, dos posavasos más en la consola central y delante de estos un hueco lo suficientemente grande para poder dejar un teléfono móvil, las tomas de audio (USB y AUX) y una toma de corriente de 12V.

El maletero cumple sin más. Es de formas muy cuadradas y no presenta ninguna ayuda para la carga que introduzcamos en él. Su capacidad es de 265 litros, algo un poco justo para sus 3,89 metros de longitud. Donde también se encuentra escaso es el peso, pero esto juega muy a su favor gracias a que no llega a los 1.000 kg (975 kg. exactamente).

Equipamiento (casi) cerrado, pero muy completo

El equipamiento de serie es bastante completo y no admite opciones, aunque tampoco las echaremos en falta. Entre los elementos de su equipamiento encontramos llantas de 17″, arranque sin llave, climatizador, pantalla táctil, bluetooth, navegador, cámara de visión trasera, control de crucero y limitador de velocidad, asientos delanteros calefactables, cristales traseros tintados, airbags de cortina, alerta de cambio de carril, asistencia de arranque en pendiente, Start Stop…la verdad es que pocas cosas se puede echar en falta.

6-05-puesto-suzuki_swift_sport_2018

> Página siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *