Pruebas Ford.

Prueba Ford Mustang Convertible 5.0 V8 AT GT, disfruta como un niño

< Página anterior.

Capota de lona que no desmerece.

Estoy seguro que si te compras este descapotable, vas a estar en cuanto puedas con el cielo por techo. Por lo tanto no creo que pierdas demasiado tiempo en ver sus características. Es importante que sea eléctrica y más o menos rápida, y esta lo es. No es una lujosa capota de no sé cuántas capas ni extremadamente aislante, pero cumple.

El ser de lona tiene sus ventajas, diríamos que muchas más que las capotas rígidas, y quizá sólo pierda ante ellas en lo estético. Es más compacta y ligera, permite mantener un centro de gravedad más bajo, menos masa que mover, y menos averías a la larga.

En el Mustang Convertible, con 4 plazas, la capota se recoge tras los asientos traseros, tiene su hueco reservado por lo que no hay que andar moviendo mamparas en el maletero. El único punto negativo es que hay que colocar manualmente unas piezas que forman el cierre del hueco en los laterales, algo que no es obligatorio, pero sí conveniente por aerodinámica, estética y protección.

Ford Mustang

Ford Mustang Convertible Ford Mustang Convertible Ford Mustang Convertible

Base del Mustang Fastback.

El resto de la carrocería del Ford Mustang Convertible, que no es el techo, proviene de la variante Coupé o Fastback. Con este motor de 5 litros el acabado obligado es el GT, en el que apenas hay variaciones en el equipamiento, tan sólo elementos relativos a una mecánica má potente, como las generosas ruedas de 19″ de medidas asimétricas para el GT.

El maletero pierde 76 litros en relación al Mustang Coupé, que es el espacio reservado para la capota. Ni en uno ni en otro hay posibilidad de abatimientos. No será algo que el comprador de este coche mire mucho, pero puede defenderse con algo de equipaje para un fin de semana o dos personas con sus 332 litros.

Sin lujos pero con los elementos precisos.

Ford Mustang

El equipamiento del Ford Mustang en general no tiene lagunas importantes. No preguntes por sofisticados o lujosos elementos porque no los tiene, como tampoco abusa de los sistemas de asistencia a la conducción. No es su filosofía, y son cosas que estropearían el precio para una clientela que no los busca.

De lo fundamental cuenta con climatizador de dos zonas, asientos en piel, faros de LED, detector de lluvia y encendido automático de faros, capota eléctrica, apertura con detección del mando y otros detalles obligados, dejando las opciones en pocas cosas, las más interesantes la cámara y el sensor traseros y un equipo de sonido mejorado, presente en nuestra unidad todo ello.

En cuanto al acabado, el mismo patrón de detalles suficientes para no ser un coche espartano, con guantera con llave y otros huecos prácticos, con luces de cortesía correctas, porta-bebidas, un cofre central con tomas de audio y hasta porta-monedas.

Ford Mustang

En las plazas traseras hay dos asientos de buena sujeción, muy hundidos y sin reposacabezas porque los respaldos pueden hacer su función. La cota de piernas depende de los reglajes de los asientos delanteros.

> Página siguiente.

Compártelo... Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

 ANUNCIOS CLASIFICADOS

Últimos anuncios publicados : introduce los tuyos gratuitamente

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *