Rallyes

¿París-Rouen o Montecarlo? Cuál fue el primer rallye de la historia

El mundo del automovilismo deportivo ha recorrido un largo camino desde sus modestos comienzos a finales del siglo XIX, pero siempre nos hemos preguntado; ¿Cuál fue el primer rallye de la historia? 

París-Rouen, la primera carrera sin caballos

La Competición de Coches Sin Caballos París-Rouen, celebrada en 1894, a menudo se considera el punto de partida del automovilismo deportivo. Patrocinada por el periódico Le Petit Journal, esta carrera fue pionera en enfrentar a automóviles en una competición que no involucraba caballos. 

Aunque en ese momento el término «rallye» aún no se había acuñado, este evento sentó las bases de lo que se convertiría en una emocionante disciplina deportiva en la que millones de personas con bonos apuestas aprovecharon para probar su suerte.

La carrera comenzó en París y finalizó en la ciudad de Rouen, recorriendo un total de 79 kilómetros. A diferencia de las competencias posteriores en circuitos cerrados, esta carrera consistía en un viaje de punto a punto a través de carreteras públicas. 

Los automóviles participantes eran una mezcla de diseños y tecnologías, lo que añadía una dimensión adicional a la competencia. El ganador de esta histórica carrera fue el conde Jules-Albert de Dion, quien condujo un vehículo a vapor de su propia fabricación. Su velocidad promedio fue de aproximadamente 20 kilómetros por hora, un logro significativo para la época.

La innovación de Montecarlo

Aunque París-Rouen marcó un hito en la historia de las carreras de automóviles, el término «rallye» en sí se popularizó en 1911, gracias al primer Rallye de Montecarlo. Aunque la competición en París-Rouen abrió la puerta a las carreras de automóviles, el Rallye de Montecarlo introdujo oficialmente el nombre que caracterizaría a estos eventos en el futuro.

El Rallye de Montecarlo se convirtió en un evento emblemático del automovilismo deportivo y sigue siendo un pilar del Campeonato Mundial de Rallyes. Sin embargo, durante su primera edición, este rallye se centró más en la regularidad y la precisión que en la velocidad pura. Los competidores partieron desde diferentes ubicaciones de toda Europa y se dirigieron a Montecarlo, enfrentando diversas condiciones climáticas y desafíos en el camino.

Cómo siguió la historia de los rallyes

Tras estos hitos fundacionales, la historia de los rallyes continuó evolucionando. Las carreras de punto a punto se volvieron más desafiantes y peligrosas a medida que se desarrollaba la tecnología automotriz. Carreteras polvorientas, tráfico, peatones y, en ocasiones, animales de granja, caracterizaban las primeras competencias.

A lo largo de las décadas, surgieron numerosos rallyes a lo largo de Europa y más allá.  La década de 1950 se considera la «Edad de Oro» de las carreras de larga distancia, con competencias como el Rallye de Montecarlo, el Rally de los Alpes Franceses y Austríacos, y la Lige.

A medida que el automovilismo deportivo continuó evolucionando, surgieron nuevos desafíos en todo el mundo. A pesar de obstáculos como guerras y crisis económicas, se mantuvieron firmes y se convirtieron en una parte esencial del automovilismo.

 ANUNCIOS CLASIFICADOS

Últimos anuncios publicados : introduce los tuyos gratuitamente

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Correr y ver: próximos eventos