Pruebas Mercedes-Benz

Mercedes Clase A AMG-45 4Matic, un A de otra clase

El Clase A más potente casi dobla en caballos a la anterior versión, con su traje deportivo y tracción total lo apartan de la gama de lo que sería el polivalente para hacerlo un coche casi de carreras

381 cv para un compacto que en su día fue un mini-monovolumen de asientos altos y aspecto urbano es algo que ahora te choca. El siguiente “GTi” de su tamaño está 56 cv más abajo, es mucho sobre el papel además es 7.000 Euros más caro, aunque por 20.000 menos podemos encontrar un modelo de parecidas prestaciones y temperamento, pero de momento se queda prácticamente solo con sus tracción total y cambio automático, hablamos del Mercedes Clase A AMG-45 4Matic.

Mercedes Clase A A45-AMG 2017

¿Qué pago con esos 20.000 Euros de diferencia?, pues un acabado de más calidad, y una mecánica más sofisticada, después hay que entrar en multitud de matices, que sobre el papel ya no se ven, hay que pilotar el Mercedes A45 AMG y sacar conclusiones.

Un polivalente para ir volando a todas partes.

El aspecto del Clase A con el traje AMG es imponente, sobre todo si te gustan los coches tuneados. Pero AMG hace las cosas con gusto, a pesar de que no se piensa demasiado en la practicidad, pero se cuida una estética muy deportiva. Desde las llantas de perfil bajo de 18 pulgadas, hasta los spliters que nos van a complicar las maniobras y tenernos en tensión cuando dejamos el coche aparcado por si no estarán al volver a cogerlo.

Mercedes Clase A AMG-45

Con su spoiler trasero, defensas específicas, cromados en mate, pinzas de freno rojas y espejos negros destacados, no hace falta mirar el anagrama que nos confirma que estamos ante la versión deportiva del nuevo Clase A.

Nos esperan 381 cv, una diversión garantizada.

Ni los nuevos WRC tienen tanta potencia, 190 cv/litro de potencia específica es la de los mejores coches de carreras. El motor de 1.991 CC entrega 381 CV a 6.000 rpm, el par máximo es de 475 Nm y ya a 2.250 rpm, gracias al turbo desde poco más de 2.000 vueltas ya tenemos contundencia a raudales, y podremos hacer una conducción relajada sin problemas.  😆 

Exterior Mercedes Clase A AMG-45El cambio (7G-tronic) es de doble embrague, automático y secuencial, con 7 relaciones, todas de uso, si bien sexta y séptima en conducción deportiva no podrás meterlas nada más que en un circuito.

Debido al rápido poderío del motor para subir de vueltas, y a la facilidad para cambiar, es fácil que quieras reducir antes de frenar – hablo de un trato deportivo. Y entonces no te responderá puesto que estás en un margen que lo pasarías de vueltas. No admite una marcha inferior si no estás por debajo de unas 4.500 rpm, algo que es muy amplio para marchas largas.

3-03-interior-mercedes-Clase_A-45-AMG-prueba-2017En su lógica del software para cambiar, tampoco sube de marcha al llegar al límite de régimen y se produce el corte. Para sacar el mejor partido del cambio tenemos recomendación de cambio de marcha, el turístico y el deportivo. El primero es como todos y te avisa lo antes posible para que cambies dentro de un régimen de par mínimo para optimizar consumos. El deportivo es más llamativo, se produce en el centro del cuadro y en tono rojo para verse de reojo y es el momento de cambiar para sacar lo mejor de las prestaciones.

Cuenta con sistema de desconexión de la transmisión en condiciones de llaneo, se supone que esto ayuda a los consumos en carretera. Este sistema es imperceptible, funciona a la sombra, pero nunca sabremos realmente lo que nos ahorra.

La tracción total 4Matic es una garantía de agarre cuando hundes el pié en el acelerador, pero no dispone de ningún ajuste manual en el que puedas balancear el reparto de par entre los ejes, y es la electrónica la que decide siempre en cada momento. Tiene diversos perfiles de conducción, pero no hemos notado diferencias, además siempre que nos hemos puesto el “mono” para negociar curvas hemos usado el programa más deportivo. Para mi gusto está demasiado balanceado delante, hay que dar mucho gas para que se mueva de atrás, y entrando fuerte en las curvas muy cerradas tiende a subvirar hasta que se manda con el gas. En las curvas de radio más abierto (3ª/4ª) que ya se va deprisa, el paso en curva es altísimo. Tenemos también sistema de control de tracción, tipo autoblocante electrónico, que te ayuda a trazar las curvas. El efecto es el mismo que en los mecánicos, te mete para dentro de ellas al dar gas, pero no es demasiado radical y algo más lento que los mecánicos, para un coche de calle es correcto.

1-16-exterior-mercedes-Clase_A-45-AMG-prueba-2017

> Página 2

Compártelo... Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

 ANUNCIOS CLASIFICADOS

Últimos anuncios publicados : introduce los tuyos gratuitamente

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *