Novedades Mercedes-AMG

Mercedes-AMG GT 63 S E Performance, con 843 cv

El Coupé de 4 puertas está inspirado en la tecnología de la Fórmula 1 • Híbrido enchufable, con batería compacta pensada en la eficiencia y no en la autonomía

Mercedes-AMG ha comenzado la fabricación de la versión más deportiva de su modelo AMG GT, con 4 puertas y línea coupé, incorporando una mecánica inspirada en la Fórmula 1. Una mecánica híbrida de gasolina y eléctrica, con una compacta batería que se puede recargar desde un enchufe.

El coche, dentro de su “familiaridad” de 4 puertas, ofrece unas cifras espectaculares, con 843 cv de potencia del conjunto y más de 1.400 Nm de par máximo, a su motor delantero de gasolina, se le une el trasero, montado junto con la batería sobre este eje con un sistema de tracción innovador, pues puede pasar parte del giro el eje delantero.

El motor eléctrico, tiene 70 Kw, unos 105 CV y puede llegar hasta los 204 cv puntualmente en fases de 10 segundos. Unas cifras para las que la batería está preparada, tanto para dar como para recargar. Esta batería con tan solo 6.1 kWh, tiene unas dimensiones compactas, con una densidad de potencia del doble de las usuales. Está diseñada para dar y recibir carga en fases cortas pero muy intensas, como ocurre en un coche de Fórmula 1,

Por lo tanto es un sistema que está diseñado para lograr eficiencia y no autonomía de movimiento. Tanto es así, que el Mercedes-AMG GT 63 S E Performance, tiene una autonomía eléctrica de sólo 12 kms, pero en los que puede alcanzar hasta los 130 km/h, evidentemente con limitación de aceleraciones.

316 km/h

La velocidad máxima del Mercedes-AMG GT 63 S E Performance es de 316 km/h, aquí no se cumple lo de una velocidad punta limitada al ser un coche con tracción eléctrica. Y esto es porque la transmisión del motor eléctrico tiene dos marchas, o dos relaciones, que se cambian automáticamente. Digamos la corta o normal para una conducción doméstica y la larga, cuando se pasa de 140 km/h – velocidad en la que el motor eléctrico alcanza el tope de revoluciones – para lograr la máxima punta muy lejos de esta cifra, por encima de 300 km/h.

Esto es un primer escarceo con algo parecido a una caja de cambios que terminará llegando a los coches eléctricos, y permitirá unas velocidades punta estratosféricas si lo quiere el mercado. En cuanto a su aceleración, se pone a 100 km/h en 2.8 segundos.

Mercedes-AMG GT 63 S E PERFORMANCE 2021

Mecánica de súper-deportivo.

Este 4 puertas, derivado de un puro coupé de dos, tiene unas dimensiones más familiares, pero cuenta con una mecánica, ya no solo de motor, que es de coches de la máxima concepción deportiva. Sus 843 cv exigen y para ello suspensiones, frenos y cambio, están a la altura de los más exigentes deportivos del mercado.

Comenzando por la primera, la suspensión cuenta con el tren de rodaje AMG RIDE CONTROL+ con un nuevo sistema de amortiguación, en cuanto a los frenos un sistema de discos cerámicos de nada menos que 420 x 40 milímetros delante y 380 x 32 atrás. La caja de cambios de 9 marchas es una AMG SPEEDSHIFT MCT 9G, con sus levas en el volante y sus programas de conducción.

Éstos, en número de 7, cubren cualquier tipo de conducción que se no ocurra, incluyendo en suelo resbaladizo y en circuito a toda pastilla. Aquí se combinan las respuestas de todos los sistemas implicados en el movimiento del coche, desde el puro motor de combustión, el eléctrico, los diferenciales – que también tiene trasero – las suspensiones, la respuesta del acelerador o el mapa del motor, el nivel de recarga de la batería (que en manual tiene 4 niveles), y todo lo que pueda intervenir en la respuesta mecánica del coche.

Mercedes-AMG GT 63 S E PERFORMANCE 2021

Motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros.

El propulsor eléctrico, con turbocompresores de doble entrada, está situado delante, tiene una cilindrada de 4,0 litros con 639 CV y un par máximo de 900 Nm, disponible desde 2.500 hasta 4.500 rpm. Estas cifras son muy compatibles con el motor eléctrico, que alcanza su par máximo de 320 Nm desde el primer giro.

Para arrancar el coche, y para proponer otros 14 cv en fases de aceleración, tenemos un sistema de alternador arrancador, al estilo de los coches con sistema de micro hibridación.

La tracción total es variable, desde el eje trasero se balancea más o menos par para uno y otro, según la exigencia de potencia y las pérdidas de tracción, contando el eje trasero con dos particularidades interesantes: un control de estabilidad (ESP) com control no de los frenos, sino del propio motor eléctrico y un sistema de control de tracción que es el protagonista de que al eje delantero le llegue giro aún cuando vamos en modo totalmente eléctrico.

Mercedes-AMG GT 63 S E PERFORMANCE 2021

Batería refrigerada de alta densidad.

La batería es pequeña, del estilo de la de un coche híbrido normal, no enchufable, pero con más capacidad de carga, a medio camino que la de típico enchufable, con 6.1 kWh. Se puede cargar con una toma de 3.7 kW con hasta 150 w de potencia (potencial de carga). Aunque en realidad no nos sacaría de apuros en un aumento de autonomía porque solo duraría 12 kms, supongo que mucho menos abusando del acelerador. Es porque está diseñada dentro de un sistema de “autocarga rápida”, permitiendo también entregas rápidas e intensas, como en los monoplazas de F1. La verdad es no sabemos porque lleva toma de corriente, para 12 kms, pero según la marca, podría ser el recorrido diario de un usuario. El sobre trabajo al que está sometida la batería, exige un sistema de refrigeración que llegue a todas sus celdas, y con ello mantener una temperatura constante tanto de trabajo como de recarga que ronda los 45º C.

Mercedes-AMG GT 63 S E PERFORMANCE 2021

Un puesto digital.

El equipamiento de este vitaminado Mercedes-AMG GT como es de imaginar está al más alto nivel, pero desde un puesto de conducción digital, basado en pantallas y en sistema multimedia MBUX, adaptado al sistema híbrido. No pierde nunca la deportividad en su exquisito interior y dispone de un volante AMG de dobles radios cargado de botones para no separar las manos del mismo.

De momento no hay precios ni fecha de lanzamiento, que podría estar para finales año, sabiendo que ahora entra en producción.

Resumen de datos técnicos

  Mercedes-AMG GT 63 S E PERFORMANCE
Potencia combinada 620 kW (843 CV)
Par motor combinado1 1.010 – 1.470 Nm
Motor de combustión interna V8 de 4,0 litros con inyección directa y sobrealimentación biturbo
Cilindrada 3.982 cm3
Potencia máxima del motor de combustión 470 kW (639 CV) a 5.500-6.500 rpm
Par motor máximo del motor de combustión 900 Nm a 2.500-4.500 rpm
Potencia máxima del motor eléctrico 150 kW (204 CV)
Par motor máximo del motor eléctrico 320 Nm
Propulsión tracción integral AMG Performance 4MATIC+ con distribución plenamente variable de par y Drift Mode
Cambio AMG SPEEDSHIFT MCT 9G
Consumo de combustible ponderado

en el ciclo mixto

en el ciclo mixto

8,6 l/100 km*
Emisiones de CO2 ponderadas 196 g/km*
Consumo eléctrico ponderado 10,3 kWh/100 km
Categoría de eficiencia B
Capacidad energética 6,1 kWh
Autonomía en régimen eléctrico 12 km
Aceleración 0-100 km/h 2,9 s
Velocidad máxima 316 km/h

Mercedes-AMG GT 63 S E PERFORMANCE 2021

Compártelo... Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

 ANUNCIOS CLASIFICADOS

Últimos anuncios publicados : introduce los tuyos gratuitamente

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Correr y ver: próximos eventos

A %d blogueros les gusta esto: