Seguridad en el automóvil

La importancia de cuidar los cristales de tu coche

El llevar los cristales limpios es un punto de cara a la seguridad • Hay que prevenir las roturas y evitar las marcas de agua

Los cristales de nuestro coche son siempre nuestros ojos cuando estamos conduciendo. Por eso tenemos que mantener las lunas delantera y trasera siempre limpias y cuidarlas todos los días. Si lo hacemos frecuentemente, evitaremos accidentes y otros incómodos problemas de visibilidad cuando viajamos con nuestro vehículo.

Además de llevar limpios los cristales de nuestro coche, también tenemos que vigilar el estado de los limpiaparabrisas porque son importantes para nuestra seguridad. Los más modernos llevan los sensores de los sistemas ADAS de seguridad activa, que sirven para el correcto funcionamiento del sistema de alerta de cambio de carril o de la frenada de emergencia.

Igual que revisamos las ruedas o el aceite, antes de realizar un trayecto largo con nuestro coche, también hay que cuidar los cristales. Especialistas como los que puedes encontrar en Carglass te ayudarán a mantener los cristales siempre en plena forma para garantizar tu seguridad. Os dejamos, además, algunos consejos útiles para que los cristales no supongan ningún problema para nuestro viaje.

Cristales siempre limpios.

No podemos evitar que la suciedad se acumule en los cristales de nuestro vehículo cuando está aparcado en la calle o cuando realizamos pequeños trayectos. Los cristales atraen el polvo y suelen sufrir las manchas que quedan después de la lluvia y las que aparecen por culpa de los pájaros o los insectos. Para limpiarlos podemos utilizar cualquier producto de limpieza especializado en cristales de coche o un paño de microfibra con un poco de agua con vinagre. Es importante no rayar ni estropear los cristales de nuestro coche con ningún utensilio que no valga para limpiar las lunas.

Comprobar el funcionamiento de los limpiaparabrisas.

Es fundamental que los limpiaparabrisas funcionen correctamente antes de cualquier viaje y que las escobillas estén en buen estado. Las escobillas se deben cambiar como mínimo cada año y medio. Si están rotas o desgastadas es mejor cambiarlas cuanto antes. Además hay que comprobar que siempre tengamos suficiente líquido limpiaparabrisas para poder eliminar cualquier mancha o insecto que caiga en la luna delantera durante el trayecto. Estas incómodas manchas pueden afectar a la visibilidad.

Prevenir las roturas.

Si vemos que el cristal de nuestro coche tiene una pequeña fisura, aunque sea diminuta, tenemos que acudir a un taller especialista lo antes posible. Durante el viaje el cristal se puede romper y nos podemos encontrar con una situación peligrosa. Lo mejor es ante cualquier duda acudir al taller para su reparación inmediata.

Evitar las marcas de agua.

En el caso de que hayan quedado marcas de agua en la luna delantera o trasera, después de aclarar el cristal, podemos usar el truco de limpiarlo con un papel de periódico o de cocina. Eliminar las marcas de agua es importante para mejorar la visibilidad y evitar cualquier situación peligrosa.

Limpiar los cristales por dentro.

Uno de los grandes errores es limpiar los cristales por fuera pero no por dentro. Hay que limpiarlos también por dentro del vehículo con cuidado e intentando no dañar la luna si está laminada. Lo mejor es utilizar productos específicos para la limpieza de lunas o consultar con un profesional.

Con aire y agua a presión.

Si el coche está cubierto por polvo o arena, lo mejor es limpiar los cristales con aire y agua a presión. Si no tenemos en ese momento esa opción, se puede recurrir a una botella grande para eliminar la arena que cubre la luna delantera o la trasera. Esto suele ser habitual cuando salimos de la playa o de un lugar con polvo excesivo.

Mantener las lunas del coche siempre limpias no es solo una cuestión de imagen o estética, sino que también lo es de seguridad. Los cristales del vehículo siempre deben estar en perfecto estado sin manchas ni roturas. Además los limpiaparabrisas deben funcionar correctamente y no estar desgastados o rotos. Recuerda estos consejos cuando vayas a realizar cualquier trayecto y lleva siempre los cristales de tu coche limpios y en buen estado.

Compártelo... Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

 ANUNCIOS CLASIFICADOS

Últimos anuncios publicados : introduce los tuyos gratuitamente

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *