Rallye de Estonia

Kale Rovanpera estrena su casillero

El joven finlandés sorprendió por su gran ritmo durante la prueba y sin «problemas de juventud» lograba su primera victoria mundialista en el Rallye de Estonia • Breen también sorprendió con la segunda posición delante de su «jefe»

El pasado fin de semana se ha celebrado el Rallye de Estonia, ya con amplio formato tras el estreno de la cita en el Campeonato del Mundo en plena pandemia el pasado año con un formato reducido. Y el resultado ha sido sorprendente, Rovanpera y Breen, con Toyota y Hyundai respectivamente, se les han subido a las barbas a sus jefes de fila, con un primer y segundo puesto que comenzaron a labrar en la primera etapa.

Si bien con un orden de aparición en pista, muy favorecedor para ambos, Kale y Cris, mantuvieron un gran ritmo en la segunda etapa que les hizo consolidar sus posiciones, sin incidentes graves, cosa más sorprendente en Rovanpera. Tanto es así que el tercer día pudieron andar relativamente tranquilos para mantener sus posiciones.

Tras ellos, los tenores del certamen vivían su rallye, Neuville-Widaeghe con el segundo Hyundai estaban a 53″ del liderato de Rovanpera pero terceros, pues a 8″, Breen-Nagle, inquietaban al finlandés ante dos días más de carrera.

Pronta retirada del héroe local.

En esta primera etapa, Ott Tanak, ya retrasado por un pinchazo, se apartaba de la ruta tras salirse por el campo al pasar un rasante y dañar el coche. Era su rallye local y ya tendría que dedicarse a dar espectáculo, pues a pesar de no tener opciones a victoria alguna, no se reservaría para la Power Stage.

La segunda etapa del sábado, con 8 tramos polvorientos, era la confirmación de la sorpresa. Lejos de un acercamiento de los jefes de fila al liderato, Rovanpera y Halttunen lograban aumentar la ventaja, ya con más alternancia en las victorias de tramo, en las que Tanak parecía el más interesado en su espectáculo para su gente, y era el único que rodaba más rápido que el líder, puesto que Neuville se fue 5,segundos más lejos, a pesar de estar enfrascado con el Toyota de Ogier, por el podio en un puñado de segundos.

Breen-Nagle, Hyundai i20 WRC

Rovanpera más líder.

Llegando al final de la segunda etapa, Rovanpera había logrado abrir ventaja con el Hyundai de Breen, Tanto que éste estaba más cerca de Neuville por atrás que del líder por delante. En finlandés de Toyota ya le metía 50 segundos y Breen no pudo callarse, pues reclamó un coche para el solo el resto de la temporada. El italiano estaba haciendo un buen rallye, pero no muy diferente de lo que Sordo nos tiene acostumbrado, salvando las distancias de lo que el español le ha dado a la marca siendo constante en meta y con algunas victorias de rallyes más que él.

Se llegaba al domingo, con 6 especiales por delante y aunque Rovanpera comenzaba a contemporizar con su ventaja, Breen no solo no se acercaba sino que Neuville huyendo de Ogier le soplaba ya en el cogote. Todos temíamos las órdenes de equipo, y que Neuville cambiase su posición con Breen, pero no fue así. En Hyundai se dejó estar y Neuville se conformó con el tercer peldaño del podio, por detrás de su «esbirro». El belga penalizaba 10″ en un control, cosa que hubiera permitido «pasar» a Breen, porque sin penalizar se quedaba a 3 escuetos segundos.

Ogier corriendo para un nuevo título.

Desde el banderazo de salida, Ogier-Ingrassia hicieron un rallye pensando más en el Campeonato que en la victoria en Estonia. Cosa complicada saliendo en la primera etapa de 9 tramos el primero a pista. Tramos rápidos muy del estilo de finlandia, en el que el suelo barrido ayuda mucho.

Ogier pronto estaba cuarto y aparentemente conforme, no había grandes luchas delante, y su principales rivales en la general estaban detrás, o justo delante, por lo que incluso su liderato se fortalecía con Evans en quinta posición, por ello se dejó de riesgos de atacar a Neuville del que al final le separaron 12 segundos.

WRC2 y WRC3

La segunda división del mundial, digamos «profesional» fue para Mikkelsen-Floene, que parece que han encontrado un gran ritmo con el Fabia R5, pero inferior al de Lukyanuk, que venciendo en WRC, fue el más rápido entre los coches R5. En esta clase WRC3 teníamos a los españoles Pepe López y Borja odriozola con Fabia que en un rallye de menos a más terminaba quintos de la categoría. Por su parte la otra pareja española presente, Aboitiz-Sanjuan, terminaron en el puesto 12 de la misma categoría con el mismo coche.

 

Compártelo... Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

 ANUNCIOS CLASIFICADOS

Últimos anuncios publicados : introduce los tuyos gratuitamente

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Correr y ver: próximos eventos

A %d blogueros les gusta esto: