Dakar 2.017 - Camiones

Juvanteny, Criado y González siguen en carrera

Tras pasar un día entero atascado, han llegado a La Paz y se reenganchan a la prueba • Tras rescatar a diversos participantes fueron ellos los que quedaron atascados

El trío del camión KH-7 Epsilon Team ha vivido una epopeya digna de una película. El pasado viernes en la quinta etapa se detuvieron a desatascar a numerosos participantes, incluido el camión escoba, en una zona de barro impracticable, pero tras poner a muchos participantes de nuevo en ruta fueron ellos los que se quedaron atascados y siendo un vehículo de sus dimensiones nadie fue capaz de auxiliarles a ellos. De esta manera les fue imposible alcanzar la meta de la quinta etapa.

Pero tras la suspensión de la etapa sexta de ayer sábado, tras pasar un día entero parados, se les presentaba la oportunidad de poder estar en carrera si llegaban a La Paz hoy domingo, en la jornada de descanso, con lo que podrán tomar la salida a la siguiente etapa sin saltarse ninguna. El propio Marc Coma ha elogiado esta actuación de los españoles y con máximo espíritu del Dakar, el trío de españoles mañana estarán en la salida de la séptima etapa, iniciando la segunda mitad de esta durísima prueba de 2.017.

“Lo que hemos vivido es para hacer una película”, comenta José Luis Criado – “El viernes estábamos haciendo una etapa relativamente tranquila hasta que nos encontramos con dos camiones de De Rooy clavados en un río seco. Los sacamos a ellos y a otros vehículos que también estaban atrapados en el barro. Estuvimos unas dos horas para conseguirlo y luego seguimos la marcha”.

“A los 7-8 kilómetros tras retomar la marcha volvimos a encontrarnos a otro camión de De Rooy en una situación aún peor. Para rescatarle no podíamos acercarnos a él a causa del estado del terreno, incluso había alguna máquina clavada también. Yo mismo cogí una retroexcavadora que había allí, construí con ella una plataforma de tierra para poder entrar nuestro camión y rescatar al vehículo. Había gente en el lugar y todo el mundo estaba aplaudiendo por el espectáculo y por haberlo logrado”, describe un emocionado Jordi Juvanteny.

Pero la aventura del KH-7 Epsilon Team no acabó allí ni mucho menos: “Seguimos y unos 10-15 kilómetros después fuimos nosotros los que nos quedamos clavados en el barro en una pista. El camión del andorrano Jordi Ginesta nos intentó sacar, pero también se quedó atrapado. Nadie nos podía rescatar y estuvimos hasta la madrugada intentándolo, pero fue imposible. Con el frío y la lluvia era dantesco, muy duro. Tuvimos que hacer incluso una hoguera durante la noche. Estábamos a más de 4.000 metros de altura, agotados y ahogados con tanto esfuerzo, hasta necesitamos oxígeno”, comenta Enric González“Por la mañana, finalmente Ginesta puedo salir y luego nosotros. Al estar suspendida la etapa del sábado la organización nos dijo que podíamos continuar el recorrido previsto pasando por Oruro de camino a La Paz. De todas formas, antes nos pidieron que rescatáramos al camión escoba, que también se había quedado atrapado. Lo sacamos y seguimos la ruta los tres camiones juntos, ayudando a vehículos por el camino y quedándonos a la vez nosotros atrapados en algunas ocasiones, aunque logrando salir. Hicimos unos 1.000 kilómetros desde las 12 del mediodía del sábado hasta pasadas las 4 de la mañana del domingo”- prosigue Juvanteny –“El propio Marc Coma cuando nos vio a la llegada nos abrazó y nos felicitó por toda esta odisea y por haber ayudado a tantos participantes. Cosas como éstas representan ‘el verdadero espíritu del Dakar’, en palabras suyas”, concluye Criado.

Lejos de conformarse con seguir en carrera, el equipo español no olvida la clasificación general en las categorías de Producción y 6×6, de las que son los actuales campeones. “Lucharemos hasta el final porque lo que nos ha pasado a nosotros le puede pasar también a otros participantes y no descartamos todavía nada”, afirma un optimista y motivado González.

El KH-7 Epsilon Team -39º de la general, 4º en Producción y 2º en 6×6- ha aprovechado lo que resta de la jornada de descanso para recuperar fuerzas después de tres interminables días de camino desde Tupiza, inicio de la quinta jornada, hasta La Paz, final de la sexta etapa, que fue anulada el sábado debido a las lluvias torrenciales.

Este lunes el camión de Juvanteny, Criado y González deberá afrontar la séptima etapa del Dakar 2017, entre La Paz y Uyuni, todavía en Bolivia. Con un total de 622 kilómetros, 322 de ellos de especial, esta primera parte de etapa maratón no dará respiro al veterano KH-7 Epsilon Team, que ha vivido en estos últimos días una de sus mayores aventuras de los más de 70 Dakar que suman ya entre sus tres integrantes.

Compártelo... Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

 ANUNCIOS CLASIFICADOS

Últimos anuncios publicados : introduce los tuyos gratuitamente

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *