Baja Aragón - JM Serviá

José Maria Servià vuelve a la Baja con Fina Roman

Pilotan un buggy Herrator V8, fabricado por el piloto Javier Herrador con el claro objetivo de acabar la carrera

El vencedor de la baja Aragón en 1.999, José María Serviá, vuelve junto a Fina Román a la Baja Aragón 3 años después de su última participación con el claro objetivo de acabar la prueba. “Tenía muchas ganas de volver a correr y más de hacerlo de nuevo con Fina porque nos entendemos muy bien”. – Ha declarado el Catalán antes del comienzo de la carrera.

Servià es uno de los mejores especialistas off road españoles y ya ganó la Baja en 1999, además de haber sido participante habitual del Dakar en África como piloto oficial de Schlesser.

“La idea surgió de una conversación informal en un desayuno con Javier Herrador, diciendo tonterías. No estaba previsto, pero de repente surgió y nos costó muy poco involucrarnos. ¡No podíamos negarnos! Tenía muchas ganas de volver a correr y más de hacerlo de nuevo con Fina porque nos entendemos muy bien. Si no lo habíamos hecho desde 2014 no era por falta de ganas, sino de presupuesto”, afirma José Maria Servià. Ahora, el propio equipo de Herrador y las Joyerías Vsry han hecho posible este regreso.

La pareja pilotará un Herrador V8 construido en Valencia por el piloto Javier Herrador, que desde hace algunos años se dedica a la fabricación de buggys. Servià tiene gran experiencia en este tipo de vehículos por sus años de piloto oficial de Schlesser.

“El Herrator es un poco distinto a los buggys que piloté. Aquellos llevaban un motor V6 y el coche de esta Baja es un V8, de mayor cilindrada y potencia, pero también de mayor tamaño y peso”, continúa el piloto.

Josep Mª Servià y Fina Roman se marcan como primer objetivo acabar la carrera. “Hemos comprobado que el coche es competitivo y fiable; no ha tenido roturas graves, sólo pequeños problemas puntuales. Somos conscientes de que en esta prueba están los Toyota, Mini y Ford oficiales, entre otros, y que nosotros apenas hemos hecho 50 km con el coche, así que lo que queremos es estar inmediatamente detrás de esta gente. Los primeros kilómetros serán básicamente para acabar de tomarle las medidas”.

El Herrator va propulsado por un motor 6.2 V8 de General Motors, que con las bridas de admisión ve su potencia limitada a poco más de 400 CV. “Lo importante es que tiene un gran par y que entrega la potencia desde bajas revoluciones. Tiene muchos bajos, lo que permite ir en marchas largas y acelerar sin patinar. Es un motor que ya conozco porque lo llevé en el prototipo Tot Curses de mi última participación. Esto es mucho más importante que tener 15 o 20 CV más en este tipo de pruebas”, explica el piloto catalán.

Tanto Josep Maria como Fina afirman que tenían muchas ganas de correr juntos. “Fina es una gran copiloto, me da confianza. Hemos corrido dos años el Campeonato de España y nos compenetramos muy bien. Canta de forma segura y cuando no lo está, lo dice. Así que cuando te canta que hay un bache o una trampa estás seguro de que está exactamente ahí”, dice Josep Maria sobre su esposa.

Fina, por su parte, explica que “al final quien le lía para correr soy yo. Me gusta hacer de copiloto, pero no acepto cualquier propuesta. No podría ir de copi con un piloto que no me diera confianza y que me hiciera pasar miedo, porque así no haría bien mi función. Nos entendemos muy bien”.

La pareja ya ha superado las verificaciones y ahora se apresta a superar las tres etapas de la Baja Aragón 2017 para acabar el domingo en la mejor posición posible.

/Fuente: MediaG

Compártelo... Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

 ANUNCIOS CLASIFICADOS

Últimos anuncios publicados : introduce los tuyos gratuitamente

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Correr y ver: próximos eventos

A %d blogueros les gusta esto: