Fuertes aguanta como puede en la etapa más larga

Los españoles han cogido el tren de la etapa 13 tras dormir poco y tener que reparar el cambio del coche junto a otras complicaciones que casi les dejan fuera a dos días del final

Oscar, Diego y todo el staff técnico del equipo están destrozados, en el didáctico vídeo que Javier Herrador nos deleita cada jornada a través de las RRSS, se ve ya el agotamiento tras unas durísimas etapas con muchos problemas.

Ayer reportábamos como Cristina Gutiérrez y Gabi Moiset están agónicos y sin dormir tras unos días fatídicos, pero sin abandonar el barco, pero Fuertes y Vallejo no se quedan lejos. Ayer, etapa 12, casi tiran la toalla. El SsangYong se quedó sin piñón de marcha atrás y además tuvieron problemas de dirección. Los mecánicos tuvieron que intervenir en medio de la especial, entre los dos sectores cronometrados donde estuvieron más de 5 horas recomponiendo el coche, reuniendo piñonería de dos cajas de cambio usadas y tratar de poder salir a la segunda parte del día.

Por fin, con mucho retraso y de noche lo lograron y fueron a por la segunda crono. Ya sin esperanzas de un resultado positivo, pero al menos con la de acabar como sea.

“Fue una odisea llegar porque no veíamos mucho de noche y al final incluso nos liamos un poco en unos caminos. Lo importante es que logramos acabar”, relata un extenuado Diego Vallejo. “De conducción pura y dura durante los tramos estuvimos unas doce horas y media, pero completar la etapa nos llevó casi un día entero”, prosigue el copiloto gallego.

Las dificultades continúan.

Las dificultades no acabaron ahí para el conjunto español, ya que apenas tres horas y media después de llegar a San Juan debían empezar la 13ª etapa de esta edición, entre esa localidad y Córdoba, con nada más y nada menos que 369 kilómetros de especial y 560 de enlace.

“Suerte que aprovechamos para dormir un poco mientras las asistencias nos ayudaban, porque entre etapa y etapa apenas hemos podido. Nos metemos al coche de nuevo sin ni siquiera tiempo para ducharnos”, explica un siempre positivo Óscar Fuertes antes de iniciar la penúltima jornada del rallye.

Tras esta crítica etapa, el equipo SsangYong Motorsport es ahora 31º en la clasificación general y cuarto en la categoría T1.3. Fuertes, que se mantiene como tercer mejor español en coches, sin contar el SxS de Peña, es además uno de los dos únicos rookies que continúa en liza en esta categoría de coches, del total de dieciséis que empezaron la carrera. Solamente ese dato ya da buena muestra de lo tremendamente exigente que está siendo esta prueba y del gran valor que tiene haber llegado hasta aquí.

Pese a todos los contratiempos y dificultades, Óscar y Diego se mantienen firme en su gran objetivo de finalizar el rallye en su primera participación. “Tenemos los ánimos por todo lo alto porque ya casi vemos la meta”, remata un incombustible Fuertes.

/Fuente: MediaGé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *