Novedades Mercedes-Benz.

EQ Silver Arrow inspirado en los primeros “Flechas de Plata”

Prototipo eléctrico entre un coche de carreras y un lujoso monoplaza • 750 cv y más de 400 km de autonomía

Mercedes-Benz ha presentado un concept más de la saga EQ, una marca relacionada con la firma alemana de prototipos de lujo avanzado y diseños vanguardistas.

El EQ Silver Arrow es un prototipo futurista homenaje al célebre bólido de competición W125 del año 1937, los originarios “Flechas de Plata”.

Con una carrocería en color metálico, por supuesto, pero esta vez basado en una pintura especial específica, en lugar de como ocurría con los bólidos originales que fueron descargados de la pintura banca por optimización de peso.

El prototipo actual se ha presentado en la Monterey Car Week en California. Tiene 5,30 metros de largo y apenas levanta un metro del suelo, con 750 CV proveniente de dos motores eléctricos con una batería de 80 kWh y una autonomía prevista de más de 400 km según normas WLTP.

La carrocería es de fibra de carbono, así como sus aditamentos y apéndices exteriores, la cabina del conductor que puede abrirse hacia delante, unas ruedas parcialmente cubiertas, de medidas asimétricas y para refrigerar la batería se han practicado ranuras de ventilación a los lados.

Los dos spoilers traseros extensibles asumen además la función de freno aerodinámico, cuenta con un interior lujoso en materiales y detalles como cuero, aluminio cepillado, madera de raíz de nogal, calefacción en el cuello, pedales ajustables y acabados en ante y piel. El cuadro de mandos lo compone un compendio de pantallas que dan una sensación tridimensional, anticipando lo que podía ser la instrumentación del futuro.

Inspirado en el W125

En 1937 Mercedes-Benz producía sus flechas de plata, se trataba de un bólido de ruedas cubiertas, con un motor de doce cilindros basándose en el coche de carreras de Fórmula 1. Los históricos Flechas de Plata, en su día tuvieron que desprenderse de la pintura blanca por motivos de peso. 

mercedes-Benz w125 de 1937

La nueva carrocería creada por Mercedes-Benz en 1937 incorporaba elementos importantes de la industria aeronáutica. Por recomendación de los departamentos de desarrollo de las fábricas de aviones de Ernst Heinkel y Willy Messerschmitt, se acortó el voladizo delantero y se configuró un frontal más redondeado. Además, se prolongó el frontal hacia abajo y se eligió un ángulo más erguido en la punta. Con estas medidas es posible contrarrestar las fuerzas ascensionales sobre el eje delantero. La zaga más alargada y erguida reducía asimismo las fuerzas ascendentes en el eje trasero. Uno de los rasgos más marcados del bólido, que ha servido de inspiración a los diseñadores del EQ Silver Arrow, era el acristalamiento del puesto de conducción, cuyo contorno y sección imitaban la forma de una gota de agua.

Al volante de este vehículo, Rudolf Caracciola alcanzó en la autopista A5 entre Francfurt y Darmstadt una velocidad de 432,7 km/h, calculada como promedio del trayecto de ida y el de vuelta. Este récord de velocidad en las vías públicas se mantuvo vigente hasta noviembre de 2017.

/Fuente: Mercedes-Benz

mercedes-benz eq silver arrow 2018

Compártelo... Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

 ANUNCIOS CLASIFICADOS

Últimos anuncios publicados : introduce los tuyos gratuitamente

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *