Citroën mordió el polvo, las piedras y el fuego

Breen comenzó liderando y acabó en llamas y Ostberg rompía cuando era líder pero todos los pilotos de la marca francesa se volvió de Turquía sin recompensa

Suponemos que muchos participantes desearán olvidar la visita a Turquía, pero los primeros todos los pilotos de CItroën, que de liderar y tener la oportunidad de hacer un buen resultado con los dos principales tenores del Campeonato fuera, pasó al más estrepitoso resultado.

Se trató de un fin de semana de primicias: el primer Rallye de Turquía que se celebraba con la sede en Marmaris y la primera vez que Craig Breen había liderado una prueba del WRC. El irlandés fue el más rápido el viernes en la primera de las especiales de más de treinta y ocho kilómetros. Su forma tranquila de abordarlo le aseguró llegar al final del bucle de la mañana en segundo lugar, a solo 6,3 segundos del líder, seguido de cerca por Mads Ostberg en tercera posición, a 8,2 segundos, después de protagonizar también un buen comienzo de rallye. El noruego marcó el segundo mejor tiempo en la ES3, a solo 2,1 segundos del líder del campeonato en los casi veintidós kilómetros del tramo. Sin embargo, a pesar de tener mucho cuidado para evitar los obstáculos más importantes a su paso, ambas tripulaciones tuvieron la mala suerte de pinchar durante el bucle de la tarde.

Mientras que Breen bajaba hasta la octava posición después de dos pinchazos, Ostberg, que era quinto en ese momento, abandonaba cuando las malas condiciones que se encontró terminaron rompiendo un brazo de suspensión de su vehículo, y luego un fallo del turbo para Khalid Al Qassimi. Sin embargo, las pistas resultaron ser aún más duras en la etapa del sábado para la nueva generación de WRC, cuya resistencia nunca se había probado de esta forma desde su introducción el año pasado.

Desafortunadamente, el Citroën Total Abu Dhabi WRT no escapó ileso. Las pistas se rompían muy rápido, incapaces de soportar la potencia de los WRC, haciendo salir a la superficie algunas piedras afiladas. Mads Ostberg tuvo que detenerse debido a un problema con el turbo, mientras que Craig Breen, que había subido hasta el sexto lugar, a pesar de su posición desfavorable en la salida de los tramos (2º), tuvo que retirarse del rallye después de que su vehículo ardiera. El rallye terminó de forma más positiva el domingo, con tres segundas posiciones consecutivas para Mads Østberg, y Khalid Al Qassimi puntuó para la clasificación de constructores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *