Campeonato del Mundo de Rallye-Raid FIA

Al-Attiyah-Baumel reyes del desierto

104 coches (46 T1, 2 T2, 22 T3, 34 T4) en meta • Con el Dakar comenzaron los Campeonatos del Mundo de Rallye Raid de la FIA y de la FIM

Tras partir del mar Rojo el pasado 1 de enero, los pilotos y equipos del Dakar 2022 llegaban a Jeddah tras finalizar los 8.000 kilómetros del recorrido. En total, 104 coches (46 T1, 2 T2, 22 T3, 34 T4), 109 motos, 6 quads y 20 camiones figuran en la clasificación final de la 44ª edición.

Coches: Al Attiyah, rey del desierto

La posición de gran favorito resulta envidiable, pero no es necesariamente cómoda. Nasser Al-Attiyah lo sabe muy bien, porque en varias ocasiones le salió el tiro por la culata. Sin embargo, este año el extraordinario dúo que conforma con Mathieu Baumel ha demostrado claramente lo que es capaz de hacer.

El piloto catarí se colocaba primero a la cabeza, imponiéndose en las dos especiales (1A y 1B) que conformaban la primera etapa, mientras los Audis padecían duros golpes: un error de navegación nefasto, Sainz y una rueda arrancada al día siguiente, Peterhansel, que tuvo que asumir una penalización importante para seguir adelante en el Dakar. En este contexto, se perfiló rápidamente un duelo entre Sébastien Loeb y Al-Attiyah, pero el francés quedó distanciado en la etapa 3 al romperse su eje de transmisión, por lo que llegaba a la jornada de descanso con más de 50 minutos de retraso.

Con todo bajo control, Al-Attiyah, apodado “príncipe del desierto” en Sudamérica, se convirtió en rey en busca de su cuarto título en Oriente Medio, para sumar a las victorias conquistadas en 2011, 2015 y 2019. Al menos le consolará a Loeb el hecho de que su BRX Hunter va bien encaminado, aunque no le habrá hecho ni pizca de gracia quedar de nuevo segundo, como le sucediera ya en 2017 contra Peterhansel… Por su parte, Yazeed Al Rajhi, que se ha intercalado por momentos en el duelo francocatarí, deja claro que en tierras saudíes conviene tenerle en cuenta y sube, por primera vez al podio final (tercero a 1h01’13’’).

Detrás del tan codiciado trío a la cabeza, el equipo Prodrive celebra colocar en cuarta posición al Hunter de Orlando Terranova, que obtiene su mejor resultado en la categoría de coches en su 14ª participación. Por su parte, al buggy Mini X-Raid parece costarle plantar cara a la nueva generación de T1+ y Jakub Przygonski pierde dos puestos (6º). Giniel De Villiers, quinto, se clasifica por 18ª vez en el Top 10, en el que está de nuevo presente Mathieu Serradori y su buggy Century (9º). La convincente prestación de Audi en la prueba se ve reflejada también en el décimo puesto obtenido por el sueco Mattias Ekström (véase “El dato”).

Las batallas libradas en las pistas y los desiertos saudíes también marcan el pistoletazo de salida de la temporada 2022 de los campeonatos del mundo de rallye raid de la FIA y de la FIM, con la próxima prueba prevista del 5 al 10 de marzo en el Abu Dhabi Desert Challenge (véase el comunicado W2RC).

/Fuente: Prensa ASO.

Compártelo... Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

 ANUNCIOS CLASIFICADOS

Últimos anuncios publicados : introduce los tuyos gratuitamente

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: