Cantabria Campeonato Montaña

Joseba Iraola en lo más alto de la Subida a La Bien Aparecida

El vizcaíno Joseba Iraola y su Norma M20 se impusieron en unas bodas de oro de la Subida a la Bien Aparecida para el recuerdo


Joseba Iraola, al volante de su barqueta Norma M20, lograba el triunfo en la XXXIV edición de la Subida a la Bien Aparecida, cita ineludible con la especialidad de montaña a nivel estatal que celebró los días 18 y 19 de agosto el 50 aniversario desde su puesta en marcha allá por 1967. A lo largo de un fin de semana memorable, esta emblemática prueba automovilística ha logrado por méritos propios ganarse por mucho tiempo un hueco en el imaginario colectivo de organización, pilotos, aficionados y vecinos debido al rotundo éxito conseguido a todos los niveles.

El importante efecto llamada que supuso la lista de inscritos de auténtico lujo con 120 pilotos llegados desde numerosos puntos de toda la geografía nacional y la amplia oferta informativa por la que ha apostado la Peña Deportiva Río Vallino en esta edición se tradujo en una respuesta masiva por parte de los miles de aficionados presentes. Y es que auténticas mareas humanas poblaron no sólo las rampas de acceso al Santuario en la jornada del sábado, sino también el centro de la localidad con todas las actividades que lleva pareja el programa de la misma.

Valedera para el Campeonato de Cantabria de Montaña en sus diferentes clases, copas y trofeos, la cita ampuerense contó con el patrocinio y apoyo total a nivel institucional del propio consistorio través de la denominación “Gran Premio Excmo. Ayuntamiento de Ampuero”. También apostaron audazmente por este evento numerosas firmas comerciales, siendo los principales sustentos en este ámbito FIELDEAS Easy Field Services, CIC Consulting Informático, ITM y Beco Automoción, empresa que proporciona además la vistosa caravana de seguridad y vehículos de organización.

Una de las principales novedades respecto a la edición de 2016 fue el desarrolló de la actividad en dos días, ya que el viernes por la tarde se llevaron a cabo las verificaciones administrativas y técnicas en en la Casa de Cultura y en el CEIP Miguel Primo de Rivera respectivamente. Al ambiente en las escuelas fue espectacular, con muchísimo público abriendo boca para el grandioso espectáculo que depararía la carrera.

Entrando de lleno en el plano deportivo, la manga de entrenamientos se desarrolló con total normalidad a pesar de que el piso estaba húmedo en algunos puntos debido a la lluvia de la noche anterior. Tan sólo una ligera llovizna intimidó a los pilotos en algún momento concreto, pero por suerte la climatología se alió con la competición y el sol brilló con fuerza en las tres mangas oficiales disputadas a continuación. Andrés Vilariño, cuatro veces Campeón de Europa de Montaña y cinco veces de España, lograba el mejor crono en esta primera toma de contacto, aunque poco le duró al de Olaberria la persecución del triunfo y de la rebaja de su propio récord, ya que en la primera ascensión oficial abandonaba con problemas de motor en su Norma M20.

Sin Andrés en carrera, Joseba Iraola (Norma M20) tomó el testigo al frente de las tres mangas oficiales, logrando con un excelente registro de 1:35.871 proclamarse vencedor con un importante margen de nueve segundos sobre el navarro Pantxo Egozkue (Osella PA30). El cuadro de honor de la general absoluta lo completó el piloto de Belako Automoción Joseba Olea (Demon Car R34+) a tan sólo tres décimas de su predecesor.

Dentro de la Copa CM Promo los pilotos cántabros fueron los grandes protagonistas, comenzando por Rubén Echevarría (Speed Car GT 1000), que realizaba una actuación espectacular después de lograr imponerse por la mínima a Pedro Veci (Speed Car GT-R) y a Mario San Román (Speed Car GT1000). Cabe destacar que Rubén fue el mejor cántabro clasificado y se hacía además con la cuarta posición absoluta de la carrera, mientras que Pedro concluyó quinto.

Entre los vehículos de Propulsión los Porsche GT3 en sus distintas versiones pusieron la nota distintiva en la subida, ya que contamos con nada menos que siete unidades de los bólidos de la firma de Stuttgart haciendo las delicias de los aficionados en el trazado. Con su potencia e inconfundible sonido fueron los grandes dominadores tanto del apartado de turismos a nivel global  como de las monturas de tracción trasera. El francés Bruno Scherer lograba el triunfo con su impoluto 991 Cup, seguido a menos de un segundo por el piloto del Área de Servicio Adelma Marcos Diego, encantando de su actuación debutando con la unidad ex-Marbán. Richard Echave que tercero de la categoría, mientras que Joseba Gayoso (Peugeot 206 N1) se colocaba tercero entre los turismos.

Por otro lado, la Copa Car Cross “Malla Talud Cantabria” aterrizaba por primera vez en la Bien Aparecida, resultando uno de los alicientes a nivel de vistosidad más comentado por los espectadores. Situándose en una meritoria 23ª plaza absoluta, Fernando Viadero ganaba la categoría con su Semog tras una lucha titánica frente a sus perseguidores, el ganador en Alisas Diego Caparrós y Mario Asenjo.

Además, el piloto de la zona Pablo Rivas consiguió una trabajada victoria empleando un Citröen Saxo dentro del Trofeo Junior Memorial Cristian López Herrero, haciendo lo propio entre los Clásicos de Velocidad Iker Uribarrena con BMW 320. Tampoco podemos olvidarnos de los animosos equipos formados por piloto y copiloto que abrieron pista enfrascados en la pugna de la Copa Legend de Montaña, apartado en el que Fernando Pérez y Rubén Santana resultaron los más precisos con el bonito Toyota Celica.

Vencedores por clase

Santi Ezquerra con Peugeot 205 ganaba la clase 1, Carlos Aldecoa con Ford Escort MK II la clase 2, Alberto Alonso sobre el Abarth Punto EVO hizo lo propio en la 3, Igor Urien empleando el Citröen AX E2 se impuso en clase 5, Bruno Scherer a los mandos del Porsche 991 Cup en la 6, Rubén Echevarría Speed Car GT 1000 en clase 7 y, por último, Joseba Iraola con la Norma M20 fue el mejor de la clase 8. Cabe puntualizar que la clase 4 quedó desierta.

Durante la concurrida entrega de premios celebrada junto a la Casa de Cultura de Ampuero, la organización entregó a todos los pilotos una fotografía de su vehículo en carrera enmarcada como obsequio del 50 aniversario y también se repartieron varias placas conmemorativas a pilotos emblemáticos de la historia de la subida. En concreto se tuvo un reconocimiento para Andrés y Ander Vilariño, Xavier Riera (sorpresa de última hora participando con un BMW E30) Pantxo Egozkue, Carlos Aldecoa (hijo del vencedor de la primera edición), “Lebeiti” y Fernando Brizuela.

También se entregó un trofeo especial al participante más lejano, en concreto el cordobés Cristóbal Palacio, piloto que estuvo deleitándonos con un Ford Sierra Cosworth. La organización tampoco se olvidó de las damas, siendo Sara Fernández, habitual copiloto de Efrén Llarena, la gran protagonista al realizar un sensacional debut al volante con un Citröen Saxo.

Agradecimientos

Tan sólo queda por parte de la organización agradecer la implicación al máximo de todos los integrantes que forman la Peña Deportiva Río Vallino, desde el primero hasta el último, por el gran éxito alcanzado a base de tesón y trabajo. Mención especial para los pilotos que han respondido en masa, a todas las instituciones y firmas comerciales que hacen posible este sueño, así como a los efectivos de todos los cuerpos de seguridad, Guardia Civil de Tráfico, Protección Civil Voluntarios….etcétera. Y como no podía ser de otro modo, gracias a la mejor afición, al verdadero motor sin el cual nada de esto tendría sentido. En definitiva, gracias a todas las personas que de un modo u otro se han sentido parte de este 50 aniversario para la historia. ¡Nos vemos en 2018!

/Fuente: Dep. Prensa Subida a La Bien Aparecida

 

 

 

Compártelo... Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

 ANUNCIOS CLASIFICADOS

Últimos anuncios publicados : introduce los tuyos gratuitamente

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *