Disponibles a finales de enero.

20 cv más para los nuevos Porsche 911 Turbo

Incremento de prestaciones

El nuevo 911 Turbo S Coupé acelera de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos. Su velocidad máxima de 330 km/h es doce kilómetros por hora más alta que antes. El 911 Turbo alcanza los 100 km/h saliendo de parado en 3,0 segundos y su velocidad máxima es de 320 km/h, cinco más que el modelo previo. Sin embargo, los coupé consumen 9,1 l/100 km y los descapotables 9,3 l/100 km, lo que es 0,6 litros menos cada 100 kilómetros en todas las versiones. El motivo de ello es una gestión más avanzada de la electrónica del motor y de la transmisión, con unos mapas de cambio de marchas revisados.

Paquete Sport Chrono con selector de modos y botón Sport Response de serie.

Interior nuevo Porsche 911

El nuevo volante deportivo GT tiene 360 milímetros de diámetro y es un diseño heredado del 918 Spyder, incorpora de serie un selector de modos. Consiste en un mando giratorio con distintas posiciones, que se usa para seleccionar uno de los cuatro modos: Normal, Sport, Sport Plus o Individual. La posición Individual permite al conductor configurar y almacenar una puesta a punto del vehículo verdaderamente personalizada. Otro elemento nuevo del Paquete Sport Chrono es el botón Sport Response, situado en el centro del selector de modos. Inspirado en la competición, prepara el motor y la caja de cambios para la mejor respuesta posible cuando lo apretamos. En esta situación, el vehículo puede conseguir la aceleración óptima durante un periodo máximo de 20 segundos, por ejemplo, para un adelantamiento. Un indicador con forma de temporizador colocado en el cuadro de instrumentos muestra al conductor el tiempo transcurrido. La función Sport Response se puede utilizar tantas veces como se quiera y desde cualquiera de los modos de conducción.

El Porsche Stability Management (PSM) de los 911 Turbo tienen ahora un nuevo modo PSM Sport. Presionando el botón PSM, situado en la consola central, hace que el sistema trabaje de una forma muy deportiva y con mayor permisividad, independientemente del programa de conducción que esté seleccionado. Al elegir el modo PSM Sport se altera la forma de intervenir del control de estabilidad PSM, de una manera más evidente a como lo hace en el modo Sport Plus del modelo actual. El nuevo modo hace posible acercar aún más el rendimiento hasta los límites, por ejemplo, en un circuito. En dicho modo, el testigo luminoso de PSM se enciende y un mensaje en el cuadro de instrumentos nos indica que la actuación del sistema de control de la estabilidad del PSM es limitada. Sin embargo, el PSM se mantiene en una especie de estado latente, pero activo para intervenir en situaciones más comprometidas, incluso en el modo PSM Sport. Como es habitual, una presión prolongada del botón PSM lo desactiva por completo.

Compártelo... Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

 ANUNCIOS CLASIFICADOS

Últimos anuncios publicados : introduce los tuyos gratuitamente

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: